“Democratizando” el acceso a capital en A. Latina: más que una visión

Published by Estrategia y Negocios

Mientras la razón casi nunca cambia, lo que la gente hace está constantemente evolucionando; al mismo tiempo que los empresarios re-inventan sus modelos de negocio para poder adaptarlos a nuevas geografías, culturas y otras circunstancias.

Por: Juan Pablo Cappello*

Cuando te has rodeado del tema de capital de riesgo para nuevas empresas por más de dos décadas, empiezas a darte cuenta, en primer lugar, que te estas poniendo viejo y, en segundo lugar, que son mucho más importantes las razones por las cuales se están haciendo las cosas, que el qué se está haciendo. Mientras la razón casi nunca cambia, lo que la gente hace está constantemente evolucionando; al mismo tiempo que los empresarios re-inventan sus modelos de negocio para poder adaptarlos a nuevas geografías, culturas y otras circunstancias.

Un ejemplo sería Idea.me – la página web más grande de crowdfunding (financiamiento colectivo) en Latinoamérica. El concepto de una página web de crowdfunding para ideas de Latinos surgió de un comentario que dijo uno de los fundadores, Mariano Suarez-Battan. Mariano había vendido recientemente su compañía de videojuegos 3 Melons a Playdom/Disney y dijo: “Es una lástima que casi todos los países latinoamericanos tienen alguna medida de democracia política pero no tienen una verdadera democracia económica. Pocas personas en América Latina tienen acceso a capital para poder lanzar sus proyectos, negocios y sueños.”

Democratizando el acceso a capital en América Latina

Aquellos quienes estuvimos con Mariano en ese momento, lo acompañaríamos en la tarea de lanzar Idea.me. Inmediatamente sabíamos el por qué: Queríamos democratizar el acceso a capital en toda América Latina.

Cuando entendimos el por qué empezamos a pensar sobre la mejor forma de cumplir con nuestra intención – en otras palabras el qué. Buscamos entre las herramientas y los modelos de negocios y encontramos al crowdfunding como el mecanismo con mejor potencial para hacerlo. Habíamos descubierto el qué del negocio que íbamos empezar: “Crearíamos una plataforma que le permitiera a muchas personas, cada una con un poco de dinero, apoyar a empresarios incipientes y por último transformar las vidas de muchas personas en América Latina”.

Nueva fuente de capital para empresarios a nivel mundial

Crowdfunding – recaudar pequeños montos de capital de riesgo de muchas personas – ha generado oportunidades para empresarios que buscan financiar sus start-ups. En el 2011, las start-ups recaudaron $1.5 mil millones a través de 453 sitios de crowdfunding, lo cual representó un incremento de más de 60 sitios el año,  según un estudio realizado por Nesta, una fundación enfocada en innovación en el Reino Unido.

Aunque la compañía americana Kickstarter ha obtenido bien merecida atención de los medios de comunicación, otras compañías como Indiegogo también se están dando a conocer.  En el mundo de las empresas Web, adoptar un modelo de negocios como crowdfunding parece ser una estrategia ganadora.

Algunos podrán llamarlo una “clonación”  de la estrategia, y esto sería no sólo un error semántico, sino que también sería una mala interpretación del esfuerzo herculano que conlleva adoptar un modelo de negocios existente, adaptarlo a distintos mercados, y por último, hacerlo más competitivo.

Especialmente en América Latina. Entonces, ¿cómo hacer que este modelo funcione en América Latina?

Acceso a capital y apoyo educativo

Primordialmente, debes conocer tu mercado: diferencias basadas en geografía, culturas, economías y ambientes regulatorios, y adaptar tu modelo de negocios en la misma medida. Idea.me tomó en cuenta que su misión de brindar una nueva fuente de capital para los emprendedores de América Latina requería incluir un componente vital de recursos educativos, a fin de ayudarlos a enmarcar sus ideas en términos de negocios y a promocionarlos en mercados con muchos consumidores.

Hasta el momento, las cosas marchan bien. Con un año de operaciones y con sede en Argentina, Idea.me ha lanzado su plataforma en Argentina, Chile, México, Uruguay y entre el mercado hispano de Estados Unidos. En agosto, compraron “Movere”, la principal página web de crowdfunding en Brasil. Con 50.000 usuarios registrados, Idea.me ha analizado más de 4.900 proyectos potenciales, y ha editado y publicado 610 de estos proyectos, 170 han sido exitosos y han recaudado cerca de un millón de dólares de 15.000 colaboradores. La contribución promedio es $79, pero cada contribución de $79 se va sumando. Termina siendo mucho dinero en la mayoría de las economías emergentes, especialmente en las de América Latina.

Modelos probados de “Tropicalización”

Con sus complejos y variados modelos normativos y fiscales, así como temas de control cambiario, a través de 19 países, no existen soluciones únicas para los negocios basados en Internet en América Latina.

Hasta las grandes compañías como www.MercadoLibre.com (la compañía de e-commerce más grande de América Latina) y www.despegar.com (la compañía más grande de reservas de viajes por Internet en América Latina) han realizado grandes esfuerzos y gastos para poder acatar la diversa y compleja normativa legal entre país y país. Idea.me no ha sido una excepción.

A diferencia de otras páginas web de crowdfunding en las que casi cualquier persona que tenga una idea puede buscar inversionistas, Idea.me necesitaba “tropicalizar” su modelo de crowdfunding para América Latina por cuatro razones clave:

·     Los artistas y creativos latinoamericanos generalmente no cuentan con capacidades, experiencia, ni capacitación en el tema de negocios. No tienen las herramientas ni los recursos para aprender a pensar en términos de negocios y ejecutar una idea.

·     Históricamente en toda la región las personas tienen miedo a fracasar, y ven el estigma de la corrupción como un impedimento para empezar un negocio.

·     Generalmente no cuentan con una red de apoyo, y los mecanismos para promocionar sus ideas son limitados.

·     Asimismo, el mercado para consumidores que quieran buscar y apoyar nuevas ideas también es bastante limitado.

Por estas razones, Idea.me no sólo analiza los proyectos que expone para financiamiento colectivo, sino que también analiza a los creativos que los promueven. Por ende, Idea.me muestra lo mejor de la creatividad y la innovación en América Latina.

Crowdfunding adaptado para América Latina

Una vez que se selecciona la idea de negocios para anunciar en la página, Idea.me brinda asesoramiento a los creadores sobre la ejecución de su proyecto y sobre cómo enmarcarlo en términos de negocios. Algunos, de hecho, nunca han tenido acceso a cuentas bancarias y mucho menos a tarjetas de crédito. Precisamente por esto, la tarea de educar a los creativos seleccionados es una de las misiones esenciales de Idea.me – para así ayudar a garantizar su éxito.

Otra razón para analizar cuidadosamente los proyectos presentados, es que en América Latina el mecanismo de acceso libre que utilizan otras páginas de crowdfunding podría ser contraproducente si se dieran casos de fraude, que podrían socavar el naciente sistema de financiamiento colectivo.

Muchas páginas de crowdfunding fuera de América Latina suponen que las personas quieren apoyar nuevos proyectos e invertir su dinero, así sea en pequeños montos. Pero en América Latina no existe una cultura de filantropía entre las masas, más bien se concentra entre las élites. Por ende, para impulsar el éxito de varios proyectos, Idea.me también busca el apoyo de las grandes marcas de consumo, para crear programas de “matching-fund”, es decir, programas en los que estas grandes marcas igualan las contribuciones recaudadas entre los pequeños inversionistas.

Por otro lado, en América Latina no existe un sistema de pago único como Pay-Pal o Amazon, que opere efectivamente en toda la región. Idea.me utiliza un mecanismo de pago mucho más flexible y enfocado en cada país, para recibir los pagos o las cantidades prometidas de inversión. De hecho, Idea.me ha adaptado su plataforma a los hábitos de consumo en la red dentro del mercado de cada país en el que opera.

Un alto potencial para el tema de crowdfunding

América Latina tiene un gran potencial –  que en gran medida no se ha explotado – para desarrollar el financiamiento colectivo o crowdfunding. Liderado por Idea.me, la región cuenta con un porcentaje mínimo de las páginas de crowdfunding en todo el mundo. Idea.me es además la única plataforma regional que cumple con las leyes locales y que ofrece a los usuarios una página de inicio regional y mecanismos de pago adaptados a cada mercado, lo cual le otorga una ventaja comparativa importante.

Hoy en día los participantes del sistema de financiamiento colectivo de Idea.me en toda América Latina se están volviendo cada vez más receptivos a los conceptos de cooperación e innovación, por lo que las expectativas de la compañía son cada vez más prometedoras. Idea.me ha demostrado como tomar un modelo de negocios – en este caso crowdfunding – y adaptarlo exitosamente a Latinoamérica. Lo ha logrado tomando el conocimiento de sus fundadores sobre cada país para mejorar el modelo de negocios y asegurar su sustentabilidad y crecimiento como una iniciativa que servirá para estimular el espíritu empresarial en todo el continente.

*Juan Pablo Cappello es socio en Patagon.com, co-fundador de Idea.me y Sauber Energy y nombrado en 2012 como uno de los Top 50 Emprendedores por la revista “Business Leader Magazine”.