¿Está Brasil demasiado caliente?

Published by Estrategia y Negocios

¿Ha producido la ola de inversiones de Private Equity en Brasil, un recalentamiento en su clima de inversiones, con demasiado capital persiguiendo demasiadas pocas oportunidades? Esta fue la discusión clave en uno de los paneles durante la Conferencia de Private Equity World America Latina 2012 organizada por Terrapinn, que tuvo lugar del 19 al 20 de junio en Miami.

La dinámica economía de Brasil, hoy en día, la sexta economía más grande con un rápido crecimiento de su clase media, ha creado una ola enorme de capital proveniente de private equity internacional: US$8.1 mil millones en el 2011, casi cuatro veces lo que el resto de América Latina y más del doble de la cifra del 2010.

El panel contó con la participación de los principales inversionistas de Private Equity del país, moderado por Duncan Littlejohn, Managing Director, Paul Capital Partners, un fondo de private equity con US$7 mil millones en cartera.  El describió las inversiones en el país como “espumosas” (utiliza el término “frothy” en ingles) para reflejar el enorme flujo de inversiones de Private Equity.

Jason Cipriani, Socio de Sterling Stamos, dijo que el crecimiento en el sector de Private Equity ha creado “hot pockets” en ciertos sectores como el inmobiliario y el energético.  Comenta que ve erosionado las oportunidades de inversión en las 3.000 compañías grandes de Brasil cuyas ventas anuales exceden los US$200 millones.

“Estoy preocupado mas que nada con los “fly-in” investors tales como soverign Wealth Funds y fondos de los EEUU sin una representación local”, dijo.  “A menos que sean extremadamente disciplinados, podrían terminar sobre pagando, dado que los deals con compañías grandes se tornan mas difíciles de hallar”.

“Pero existe una gran brecha entre lo que estas compañías piensan que valen” explicó, notando que muchas de estas compañías son familiares con poca experiencia en la valuación de compañías. “Muchas están pidiendo 12 veces EBITA (Ganancias antes de intereses, impuestos y amortización).  Pero, en promedio, los deals se están cerrando a seis veces EBITA”.

Cerrar esta brecha de expectativa es mayormente educacional, dijo Joao Marcelo Leite, Partner, CRP Companhia de Participacoes.  “Como negocios de familia, todo esto es nuevo para ellos; por eso durante las negociaciones, los ayudamos a entender que nosotros estamos tomando riesgos con ellos”, dijo. “Debido a que estamos invirtiendo en nuevas planas gerenciales y sistemas, los márgenes se pueden ver erosionados, por lo que el desafío es mantener los márgenes a través de una mejor performance operacional”.

Fernando Borges, Managing Director de Carlyle Group, no cree que el escenario de Private Equity de Brasil se vea recalentado pero en vez de eso, entiende que el mismo está demostrando su madurez.  “Alguien siempre sobre pagará, incluso los mega fondos” comentó.  “Pero muchos de ellos están comenzando a aprender como trabaja el Private Equity: como una fuente de crecimiento, expansión e incluso liquidez en su sector objetivo.”

Resumiendo, el grupo estuvo de acuerdo que el escenario de Brasil continuará atrayendo a compañías de Private Equity incluso si los montos que se están invirtiendo están cambiando la dinámica de inversión de dicho país.  Otro experto de manera separada pronosticó que el negocio de Private Equity en Brasil podría crecer entre un 15 y un 20% anual en los años venideros.