Santiago Maggi: “El Gobierno quiere que YPF se arrodille pero no la va a estatizar”

En diálogo con El Cronista, Santiago Maggi que lleva más de dos décadas en los mercados financieros internacionales delineó la sensación de los inversores extranjeros con respecto al Gobierno. Dice que no sorprende la embestida oficial contra las empresas pero pone a la vista los potenciales riesgos para cualquier inversor extranjero que esté pensando en invertir en Argentina. Dice que con la modificación de la Carta Orgánica del BCRA, los bancos tendrán menos ganancias.


¿Cómo evalúan los inversores del exterior el enfrentamiento del Gobierno con YPF?
No hay nadie que le sorprenda este tipo de movimientos. Este estilo de gobierno ya tiene muchos años y no creo que haya nadie que se pueda sorprender. Ya cuando salió reelecta Cristina Kirchner la gran mayoría esperaba más de lo mismo (en referencia a su primera presidencia). Lo que sí es verdad es que este tipo de movidas ya empiezan a ser más agresivas y pone a la vista los potenciales riesgos para cualquier inversor extranjero que esté pensando en invertir en Argentina. A nivel mundial el tema de la energía está siendo un problema y siempre es un tema bien delicado sobre todo en momentos de elecciones. En el caso de Argentina es obvio que están buscando un culpable para culpar por el problema energético que trae el país desde hace años.
¿Está priceado en los valores de la acción la posibilidad de una estatización?
El mercado no ve que haya un verdadero peligro de estatización, sino más bien que le van a continuar poniendo mucha presión hasta hacerlo arrodillar y al final YPF va a tener que ceder a todo lo que quiera el Gobierno. Pero al mismo tiempo el Gobierno necesita que siga con vida y no estatizarla.
Las empresas energéticas están muy castigadas, pincipalmente Edenor. ¿Cómo está el sector?
Sin lugar a dudas todo el tema de energía tiene una relación muy directa con el pueblo y por ende con el gobierno, por eso lo vemos un sector que siempre está a merced de los caprichos del Gobierno. Es un sector que creemos seguirá castigado justamente por este motivo. Esto a su vez es preocupante porque limita de una forma considerable la posibilidad de inversión extranjera para mejorar y/o solucionar el verdadero problema de energía en el país. Mi opinión es que cualquier sector que tenga que ver directamente con el pueblo (por ende con el Gobierno) está sujeto a que el Gobierno lo controle y/o lo regule de una manera directa, por lo tanto son sectores que evitaría a toda costa.

¿Cómo impacta en los bancos las modificaciones a la Carta Orgánica del BCRA?
Sin lugar a dudas el cambio de la Carta Orgánica abre la puerta a que el Gobierno se meta dentro del negocio de los bancos y es por este motivo que el mercado está descontando que las ganancias de los bancos no continuarán siendo tan buenas como eran. La incertidumbre de hasta donde el Gobierno se meterá es lo que todavía no está claro y pone más presión aun en las acciones de los bancos. Como prueba uno solo tiene que mirar al sector de energía.
En términos de valuaciones, las empresas argentinas están muy por debajo de su valor en comparación a pares regionales.
Con respecto a si hay valor o no es relativo, porque el inversor tiene que tomar en consideración el factor de que el Gobierno cambie las reglas del juego a medida que se va desarrollando el juego. Yo creo que sí hay cierto valor en ciertas empresas pero estás en un ambiente muy hostil y el riesgo no está tan claro. Donde vemos posible valor es en empresas que pasen por debajo del radar del Gobierno, pero aun así hay que ser muy selectivo. En general es un ambiente muy complicado para el inversor extranjero.
¿Con respecto a los bonos argentinos, donde hay posibilidades de inversión? Los bonos denominados en dólares, pero aun así no hay garantías que mañana no encuentren una forma de pagarte de alguna manera que termine siendo pesos y no dólares